Abdominoplastia: ¿En qué consiste? ¿Deja cicatriz?

Maria Manuela Ortuño

La abdominoplastia es una cirugía estética que busca eliminar el exceso de piel y grasa en la zona abdominal, para lograr un abdomen más plano y tonificado. Es una intervención quirúrgica que se realiza bajo anestesia general y puede tardar entre dos y cuatro horas, dependiendo del grado de complejidad.

Esta técnica quirúrgica es especialmente popular entre las mujeres que han pasado por un embarazo o que han perdido una cantidad significativa de peso, ya que en estos casos es común que la piel del abdomen se haya estirado y no se haya recuperado por completo. Además, la abdominoplastia también puede corregir problemas de hernias umbilicales o abdominales.

Cicatrices de la abdominoplastia en mujeres

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, la abdominoplastia deja cicatrices en la piel de la paciente. En el caso de las mujeres, estas cicatrices suelen ser más notorias, ya que la mayoría de las veces se realiza una incisión en la línea del bikini, lo que puede afectar la apariencia estética de la zona.

Además, es importante tener en cuenta que la calidad de la cicatrización dependerá de cada persona, de su tipo de piel, de sus hábitos y de cómo se cuiden las heridas después de la cirugía.

¿Cómo son las cicatrices que produce la abdominoplastia?

Las cicatrices de la abdominoplastia pueden variar en tamaño y forma, dependiendo de la técnica utilizada por el cirujano y de la complejidad del caso. En general, se hacen dos incisiones:

  • Una horizontal en la parte baja del abdomen, justo encima del hueso púbico,
  • Otra vertical que va desde la parte inferior del abdomen hasta el ombligo.

En algunos casos, también se puede realizar una tercera incisión alrededor del ombligo, para corregir su posición si es necesario. Estas incisiones permiten al cirujano acceder a los músculos y tejidos de la zona, para poder eliminar el exceso de piel y grasa y reparar los músculos abdominales si es necesario.

Las cicatrices suelen ser permanentes, aunque con el tiempo pueden desvanecerse y hacerse menos notorias. Además, en la mayoría de los casos, las cicatrices pueden ocultarse bajo la ropa interior o el traje de baño.

Cómo evolucionan las cicatrices de la abdominoplastia

La evolución de las cicatrices de la abdominoplastia puede variar mucho de una persona a otra, dependiendo de factores como la edad, el tipo de piel, el tipo de incisiones realizadas y la calidad del cuidado postoperatorio.

En general, durante las primeras semanas después de la cirugía, las cicatrices pueden parecer abultadas, rojas e inflamadas. Sin embargo, con el tiempo, suelen ir desvaneciéndose y aplanándose, aunque en algunos casos pueden seguir siendo notorias.

Es importante seguir las indicaciones del cirujano para cuidar adecuadamente las heridas después de la cirugía, evitando actividades que puedan afectar la cicatrización, como levantar objetos pesados o hacer ejercicios intensos.

Cuidados para la cicatriz de la abdominoplastia

Para asegurar una buena cicatrización después de la abdominoplastia, es importante seguir los cuidados recomendados por el cirujano. Algunos de los cuidados más comunes incluyen:

  1. Mantener la zona limpia y seca: Es importante mantener la zona de la incisión limpia y seca para evitar infecciones y favorecer la cicatrización. Se recomienda lavar la zona con agua y jabón neutro, y secar cuidadosamente con una toalla limpia y suave.
  2. Evitar la exposición al sol: Durante los primeros meses después de la cirugía, es importante evitar la exposición al sol directo, ya que esto puede afectar la cicatrización y hacer que las cicatrices sean más notorias.
  3. Usar prendas de compresión: Después de la cirugía, es común que el cirujano recomiende el uso de prendas de compresión, como fajas o vendajes, para reducir la inflamación y favorecer la cicatrización.
  4. No fumar: Fumar puede afectar la circulación sanguínea y retrasar la cicatrización. Por esta razón, es importante dejar de fumar al menos durante las primeras semanas después de la cirugía.
  5. Evitar el ejercicio intenso: Durante las primeras semanas después de la cirugía, es importante evitar el ejercicio intenso y las actividades que puedan afectar la cicatrización, como levantar objetos pesados o hacer movimientos bruscos.

En general, es importante seguir las recomendaciones del cirujano para asegurar una buena cicatrización después de la abdominoplastia. Si se presentan signos de infección o si las cicatrices no evolucionan como se esperaba, es importante consultar al cirujano para recibir tratamiento adecuado.

La abdominoplastia es una técnica quirúrgica que puede ayudar a corregir el exceso de piel y grasa en la zona abdominal, para lograr un abdomen más plano y tonificado. Aunque esta cirugía deja cicatrices en la piel, con los cuidados adecuados y el tiempo, estas cicatrices suelen desvanecerse y hacerse menos notorias. Es importante seguir las recomendaciones del cirujano para asegurar una buena cicatrización y una recuperación adecuada después de la cirugía.

Cómo citar: Maria Manuela Ortuño, (s.f.). "Abdominoplastia: ¿En qué consiste? ¿Deja cicatriz?". En: Www.onmujer.com. Disponible en: https://www.onmujer.com/abdominoplastia Consultado:

¿Qué te ha parecido el artículo?

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LIWIT LLC recopila los datos personales solo para uso interno. En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. De acuerdo con la ley del 8 de diciembre de 1992, puedes acceder a la base de datos que contiene tus datos personales y modificar esta información en cualquier momento, poniéndote en contacto con LIWIT LLC ([email protected])

Si deseas leer más artículos similares a “Abdominoplastia: ¿En qué consiste? ¿Deja cicatriz?”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cirugía estética.