Aprende a hacer una mascarilla de tomate

Aprende a hacer una mascarilla de tomate

Es bien sabido que comer tomate por lo menos tres veces a la semana te ayuda a tener una piel radiante. Pero seguramente no sabías que colocar mezclas con tomate encima de tu piel también te puede ayudar a tener la piel radiante, fresca y saludable. Además de ser muy nutritivos, los tomates tienen propiedades astringentes, son ácidos y contienen potasio, vitamina A y vitamina C, tradicionalmente conocida como uno de los mejores antioxidantes naturales.

Es por eso que los tomates son excelentes para la piel grasa, para la limpieza y para combatir el acné. Con esta mezcla podrás reducir la grasa en la zona T de la cara, limpiar profundamente los puntos negros y drenar la grasa dentro de ellos para mantener tu piel limpia y fresca.

Anímate a preparar una mascarilla de tomate en casa y comprobar todas sus propiedades.

Aprende a hacer una mascarilla de tomate

Elige el tomate

Elige el tomate

No tienes que elegir los tomates más bellos del mercado. De hecho, puedes utilizar las zonas del tomate que has desechado cuando te hiciste la ensalada. Sin embargo, procura usar partes maduras, pero no podridas. Puedes utilizar las tapas superior e inferior, que son las que usualmente se desechan primero a la hora de cortar el tomate. Necesitas 20 g aproximadamente, así que no pierdas un tomate entero y jugoso ya que necesitas menos de eso.

Prepáralo

Prepáralo

Para comenzar a preparar nuestra mascarilla de tomate, primero tienes que quitarle la piel, luego cortarlo y aplastarlo hasta que quede un puré cremoso y dejarlo reposar por cinco minutos. Si notas que quedan pedazos o durezas, quítalas o bien procesa la pasta para que sea suave y homogénea.

Agrega los otros ingredientes

Si quieres hacer una mascarilla de tomate exfoliante agrega dos cucharadas de azúcar. El azúcar es ideal para limpiar la cara y quitar la piel muerta que hay en tu rostro. Por otro lado, si quieres hacer una mascarilla de tomate limpiadora no exfoliante, agrega una cucharadita de jugo de limón. Las propiedades cítricas ayudan a limpiar y quitar manchas en la piel.

Recuerda que el limón puede manchar si cae en tu piel bajo el sol. Procura hacer esto en la noche y limpiar muy bien tu cara al terminar. Por otro lado, consulta con tu dermatólogo sí tu piel es lo suficientemente resistente para usar el limón. Si no tienes ninguno de estos ingredientes no te preocupes: aplicar el puré de tomate solo en tu rostro te hará notar la diferencia.

Aplica la mascarilla

Aplica la mascarilla

Aplicar la mascarilla de tomate sobre tu rostro es muy sencillo: utiliza las yemas de tus dedos haciendo movimientos circulares encima de la piel. Procura cubrir muy bien la zona de nariz, entrecejo, frente, mejillas y parte del cuello.

Deja actuar 10 minutos

Deja actuar 10 minutos

Traquila, no tendrás que poner a prueba tu paciencia, ya que solo deberás usar la mascarilla por 5-10 minutos. O bien, puedes esperar a que seque un poco y esperar a que absorba buena parte del líquido. Quítate la mascarilla con abundante agua, y recuerda colocar una crema protectora si saldrás al sol.



Ya ves que hacer una mascarilla de tomate es muy sencillo y te aporta buenos beneficios. Intenta colocarte esta mascarilla al menos una vez a la semana y comenzarás a notar los resultados!

Sabías qué...

Aunque los tomates están relacionados con la cocina italiana, española y portuguesa, en realidad son originarios de América del Sur. Se cree que el primer tipo de tomate cultivado fue el diminuto y delicioso tomate cherry.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1.573 votes, average: 3,98 out of 5)
Cargando…