Cejas: remedios naturales para hacerlas crecer

Cejas: remedios naturales para hacerlas crecer

No lo parece, pero las cejas son muy delicadas. Te pasaste con la pinza de depilar y te quedan demasiado finitas. O quizás te las depilaste y una quedó distinta a la otra, tratando de emparejarlas casi te quedas pelona. He leído que cuando se tiene fiebre uno no se debe depilar las cejas, porque no vuelven a crecer.

En realidad nos la pasamos buscando remedios de depilación permanentes y es un error. Lo natural es que con la edad los vellos dejen de crecer. Depilarse las cejas en exceso lleva a tener una vejez sin ellas. Sí, es por eso que ves tantas señoras mayores con las cejas pintadas o tatuadas.

Por eso es que te transmito nuevamente el sabio consejo de mi madre: no te toques las cejas. Pero si ya el daño está hecho y quieres recuperarte, aquí hay varios remedios naturales que te ayudarán a que tus cejas vuelvan a crecer.

Cejas: remedios naturales para hacerlas crecer

Yema de huevo

Yema de huevo

Pues sí, yema de huevo cruda. Resulta que está llenita de proteínas, de manera que es tan buena comérsela como aplicarla en tus cejas. Parte el huevo, separa la yema y la clara. Pon la yema es un recipiente y bátelo. Con un hisopo, aplica la yema de huevo a tus cejas y deja reposar por una hora. Después lava tu cara cuidadosamente para eliminar los restos de yema. Hazlo cada dos o tres días hasta que veas resultados.

Aceites

Aceites

Hay cantidad de aceites que ayudan a que crezcan las cejas. El aceite de ricino es uno de ellos. Lo que hay que hacer es aplicarlo todas las noches sobre tus cejas con un hisopo o una borla de algodón. Duerme con el aceite sobre tus cejas y estimulará el crecimiento y las hará ver más gruesas y oscuras.

También se puede usar una mezcla de aceite de coco al que se le añaden ralladuras de limón. Se deja que repose por 15 días y luego se aplica según lo indicado.

Otra opción es mezclar aceite de romero, aceite de sésamo y un poquito de jugo de limón. Mèzclese cuidadosamente 2 cucharadas de aceite de romero, unas gotas de limón y otras de aceite de sésamo. Aplíquese según lo indicado.

Cebolla

Cebolla

En este caso se debe tomar la cebolla, partirla en pedazos e ir aplicándolos a tus cejas todos los días para que queden impregnadas con el jugo. Déjalo en tus cejas durante 2 horas diarias, luego lava cuidadosamente con algún líquido que elimine el olor. Ten cuidado con que el jugo de la cebolla no te entre en el ojo, ya que es muy irritante. También debes tener cuidado con el olor, que te puede hacer llorar.

Leche

Leche

La leche cruda, sin hervir, también tiene gran cantidad de proteínas. En ese caso, solo se debe mojar un algodón en leche fría y aplicarlo a las cejas. Hay gente que lo deja toda la noche y otros que prefieren dejarlo durante una hora y luego retirarlo. Tú escoges cuál es el método que prefieres.

Aloe vera

Aloe vera

Toma una penca de aloe vera. Córtala con cuidado, eliminando la corteza. Saca los cristales y déjalos reposar para que eliminen la parte babosa. Aplasta los cristales hasta que quede una pasta. Luego aplica esta pasta a tus cejas y masajea con delicadeza. Déjalo por 1 hora y luego lava con cuidado. Puedes hacerlo todos los días hasta que veas resultados.

Vaselina

Vaselina

Aunque la vaselina no es exactamente natural, se supone que aplicarse una capa de vaselina sobre tus cejas todos los días tiene magníficos efectos, ya que hace que crezcan rápidamente, las protege e hidrata. No uses una capa muy gruesa y masajea delicadamente en el sentido de los vellos, no al contrario.



Recuerda que las cejas están cerca de los ojos. Ten cuidado al hacer cualquiera de estos tratamientos, de manera que los productos no entren en tus ojos. Si sientes algún efecto indeseable, ya sea alergia, irritación o rojeces, detén el tratamiento inmediatamente y pregúntale a un médico.

Sabías qué...

La vaselina (en inglés Grease o Petroleum Jelly, en francés y alemán Vaseline, en italiano Petrolato) es una mezcla homogénea de hidrocarburos saturados.O sea, es un derivado del petróleo que se usa en cosmética. El nombre vaselina proviene de la marca del producto que lo hizo conocido. Este producto existe desde 1872 y lo patentó Robert Chesebrough.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1.082 votes, average: 4,01 out of 5)
Cargando…