8 errores garrafales que no debes hacerle al cabello

8 errores garrafales que no debes hacerle al cabello

Pasas por la calle y ves que todo el mundo tiene unas melenas preciosas, cuidadas, que se mueven al caminar, con estilismos perfectos. Mientras tanto tú ¡con esos pelos! Seguro que piensas que estás haciendo de todo para tenerlo bonito, pero quizás estás cometiendo alguno de estos errores.

El mayor de ellos y tan fundamental que lo pongo aparte, es que no te estás alimentando de manera adecuada. Si sufres de anemia o avitaminosis, comes poco, tarde, mal y nunca, tu cabello lo resentirá. Aliméntate bien, no olvides las proteínas, frutas y verduras, los huevos y semillas y todo ayudará a que tu cabello se desintoxique.

Pero además de eso existen otros factores que influyen mucho en la salud y aspecto de tu pelo, a continuación mencionaremos los errores que más debes evitar.

8 errores garrafales que no debes hacerle al cabello

Lavarlo de manera inadecuada

lo lavas todos los días, o no lo lavas nunca, o usas agua muy caliente al hacerlo, o aplicas demasiado champú, o no le pones acondicionador, o no te enjuagas bien para eliminar todo rastro de productos, o frotas el pelo excesivamente, o no lo frotas bien y dejas sucio el cuero cabelludo. Lavar tu cabello no debe convertirse en un castigo para él. Usa champú adecuado para sus características y acláralo bien. Ponle acondicionador, usa agua tibia y termina con agua bien fría para cerrar la cutícula. Aprende en este artículo con qué frecuencia se debe lavar el pelo.

Calentarlo como si fuera una sartén

Calentarlo como si fuera una sartén

Pobrecito tu cabello, no le das paz. Utilizas el secador constantemente y a la mayor temperatura, acercando el aparato mucho a tu pelo. Puede ser que uses la plancha todo el tiempo. Quizás nunca usas un producto termoprotector que lo ayude a sobrellevar estos excesos. Trata de no aplicar tanto calor a tu cabello. Si lo tienes rizo y prefieres que sea liso, es el momento de que encuentres la belleza de tus rulos. Por lo menos una vez a la semana déjalo secar al natural. Tu cabello te lo agradecerá.

Teñirlo hasta freírlo

Si debes teñirlo es mejor usar los tintes que no tienen amoníaco, que son más gentiles con tu cabello. Te cambias el color del cabello a extremos: tan pronto lo aclaras en demasía como lo oscureces mucho. Los químicos destrozan el cabello. Si lo aclaras, déjalo un tiempo sin cambio, para no someterlo a tanto estrés. Trata de no exagerar con los tintes: no cambies constantemente tu color de pelo. Si te gusta teñido, utiliza productos de buena calidad y, preferiblemente, deja que sea un profesional el que se ocupa de los cambios radicales.

No cortar nunca

No cortar nunca

Seguro que piensas que una cabellera larga es lo máximo. Lo es cuando está bien cuidada. Si está reseca, con las puntas abiertas y descuidada, nunca se verá bonita. Las puntas del pelo tienden a secarse, de manera que cada 2 meses es conveniente hacerle un corte de mantenimiento. Eso eliminará todas las partes feas y dejará solo lo mejor de tu cabello.

Ponerle colores que no son

Ponerle colores que no son

Algunas personas aguantan cualquier color de cabello, otras no. Si eres de pelo oscuro, no es habitual que se te vea bien de rubio clarísimo. Si no eres muy pálida, quizás el rojo no sea el más adecuado. Si eres muy rubia, morena te puedes ver extraña. Habla con tu colorista hasta encontrar un tono que te favorezca y sea parecido al que deseas.

Jalarlo y estrujarlo

Lo cepillas demasiado. No le aplicas acondicionador después de lavarlo y jalas los nudos como si detestaras tu pelo. Usas colas muy apretadas, que lo someten a una tensión excesiva. Te pones pelucas todo el tiempo y no lo dejas respirar. Usas sombrero en verano, pero en vez de escoger uno ligero, te pones uno que calienta tu cabello. ¿Por qué lo tratas tan mal? Trátalo suavecito y con cuidado para que esté tranquilo y luzca bonito.

Usas extensiones

Usas extensiones

Son una maravilla para usarlas de vez en cuando y mostrar una cabellera esplendorosa, pero utilizadas constantemente destrozan el cabello, ya que eliminan su brillo natural y pueden producir su caída irremediable. Las extensiones se colocan con clips o con pega sobre el cabello natural, lo que hace que éste tenga un peso adicional. Este peso puede hacer que el pelo se caiga a puñados. Si quieres usar extensiones en una ocasión especial, perfecto, pero no vivas con ellas a riesgo de quedarte calva.

No dejarlo descansar

No dejarlo descansar

Demasiados lavados, tintes, productos, baños de crema, alisados, enrollados, moños, colas, trenzas, extensiones. Haz alguna cosa, pero no todas constantemente. Déjalo reposar, déjalo ser él. No trates de tener un cabello radicalmente distinto al que tienes. Si está corto, espera tranquilamente a que crezca. Si lo tienes largo, no lo martirices con moños y colas constantes, déjalo a su aire. Tu color de pelo es bonito, muéstralo. Tus rizos son preciosos, no los alises. Déjalo natural de vez en cuando, que descanse y se recupere.



Tu cabello está vivo. Aliméntate bien, no lo sometas a excesos, cuídalo con mimo y tendrás un cabello fuerte, espeso y sedoso.
Sabías qué...
Los navajos son una de las tribus autóctonas de Estados Unidos. Viven en Utah, Colorado, New Mexico y Arizona. Consideran que los pensamientos salen de la cabeza en forma de cabello. Los pensamientos nuevos están cerca del cuero cabelludo, los viejos en la punta. Mientras más pelo tiene alguien, más ha pensado. Seguro que se quedan muy asombrados cuando conocen a un calvo.
¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1.383 votes, average: 4,02 out of 5)
Cargando…