Cómo hidratar la cara de la mejor manera

Hidratar la cara es imprescindible para evitar que la piel del rostro se muestre seca, áspera y con un aspecto opaco y apagado. Una buena hidratación es fundamental para lucir una piel suave y tersa, elástica y con un nivel de humedad tal que ralentice la aparición de las primeras arrugas. Pero ¿cuál es la mejor forma hidratar la cara? A continuación desvelamos todos los detalles.

1

Sigue un rutina diaria de cuidado facial

Sigue un rutina diaria de cuidado facial

Lo primero que debes hacer para hidratar correctamente el rostro, es seguir una rutina diaria de limpieza. Para ello, hay tres pasos fundamentales que debes seguir tanto por la mañana como por la noche:

  • En primer lugar debes limpiar correctamente tu rostro eliminando todo tipo de suciedad acumulada, restos de maquillaje o células muertas. Utiliza una leche limpiadora facial y a continuación aplica un limpiador facial que limpie en profundidad los poros de la piel
  • La tonificación es el siguiente paso en la rutina de limpieza facial. Para ello debes utilizar un tónico que se adapta a tu tipo de piel (grasa, seca o mixta). Esto ayudará a reducir el tamaño de los poros y a lucir un cutis mucho más descongestionado
  • A continuación debes hidratar la piel del rostro con ayuda de una crema facial que se adapte a tu tipo de piel.Esto te ayudará a restablecer el nivel de líquidos y las vitaminas que la piel necesita para estar en óptimas condiciones. Especialmente aquellas que contienen vitamina E y C son las más adecuadas. Si tienen un filtro solar, protegerás tu piel de los rayos del sol que, a largo plazo, pueden provocar envejecimiento prematuro.

No olvides realizar una exfoliación una vez a la semana o una vez cada dos semanas, para eliminar piel muerta y arrastrar todas las impurezas que acaban obstruyendo los poros. Es recomendable que utilices crema exfoliante casera para la cara, ya que son menos agresivos para la piel.

2

Bebe suficiente agua

Bebe suficiente agua

La hidratación de la cara y de la piel en general comienza desde dentro, y esto debe hacerse mediante un aporte de agua adecuado. Para ello es conveniente beber al menos entre 7 y 8 vasos de agua al día. De este modo no solamente conseguiremos una piel mucho más tersa y flexible, sino que ayudaremos a combatir los primeros signos de envejecimiento.

Puedes hacer un aporte extra de nutrientes si tomas infusiones como el té verde, la lavanda o el romero, ya que cuentan con propiedades excelentes para hidratar y nutrir la piel.

3

Utiliza aceites naturales

Utiliza aceites naturales

Los aceites naturales son otra excelente alternativa para hidratar la piel. El aceite de rosa mosqueta, el aceite de almendras dulces o el aceite de argán son alternativas que permiten que la piel cuente con un extra de hidratación, previniendo la sequedad y luciendo mucho más luminosa y tensa.

Para aprovechar las virtudes humectantes de los aceites naturales solamente debes aplicar unas gotas sobre el rostro y extender cuidadosamente con ayuda de los dedos. También puedes añadir unas gotas de este tipo de aceite en tu crema facial, para potenciar sus efectos hidratantes.

4

Utiliza ingredientes naturales

Utiliza ingredientes naturales

Nada mejor que haces uso de ingredientes naturales para hidratar la piel facial. Existen muchas opciones sencillas que nos servirán para que la piel luzca radiante y perfectamente humectada.

Algunos de los ingredientes naturales más efectivos para la piel son los siguientes:

  • Aloe vera: la planta de sábila o aloe vera es excelente para el cuidado de la piel ya que además de hidratarla en profundidad, regenera los tejidos y ayuda a tratar afecciones como los eccemas o las irritaciones. Solo debes aplicar el gel de la planta por el rostro y dejarlo actuar un tiempo para notar los efectos.
  • Zanahoria: el zumo de zanahoria es una excelente fuente de betacaroteno y antioxidantes y toda una fuente de hidratación y vitaminas para la piel. Licúa una zanahoria y con el zumo resultante aplica por el rostro con ayuda de un algodón.
  • Miel y yogur: nada mejor que aprovechar las propiedades humectantes de la miel junto con el yogurt para aportar un extra de hidratación. Ayuda a combatir el problema del acné y regula la producción de grasa. Solo debes mezclar ambos productos y extender cuidadosamente para dejar el rostro perfectamente limpio e hidratado. Retira con agua tibia.
  • Pepino y yogur: el pepino es excelente para hidratar la piel ya que aporta agua a la dermis, lo cual le permite lucir un cutis radiante. Mezcla pepino rayado con tres cucharadas de yogur y extiende por toda la cara. Deja que actúe y retira con agua tibia.


Ahora que ya conoces los remedios y rutinas que debes seguir para lucir un cutis perfectamente hidratado, recuerda que debes ser constante en la aplicación. De este modo podrás hacer frente a la sequedad ambiental, y a todos los efectos externos que perjudican el estado de la piel.

Sabías qué...

La piel no es igual de gruesa en todas las partes del cuerpo, por ejemplo, la zona más fina se encuentra en los párpados, mientras que la más gruesa es la de la planta de los pies.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Cargando…