Cómo tratar las puntas abiertas sin cortarse el cabello

Flora Villena

Las puntas abiertas (también son llamadas puntas florecidas) son uno de los obstáculos que nos impiden tener un pelo hidratado y saludable, y ocurren cuando el cabello se encuentra maltratado, seco y se expone a diversas condiciones climáticas.

La utilización contínua de productos químicos, o las quemaduras sufridas por planchas y secadores, hace que las tres capas por las que está compuesto nuestro cabello (cutícula, corteza y médula) se separen, dando como resultado este molesto fenómeno. Sin embargo, es posible combatir las puntas abiertas y decirles adiós para siempre.

A continuación en OnMujer te mostramos cómo sanar las puntas florecidas en tu cabello.

  1. Evitar el uso excesivo del secador de cabello

    Este artefacto es muy práctico cuando necesitamos salir rápidamente de nuestros hogares sin tener el pelo mojado o húmedo. Pero, a la larga, su utilización hace que nuestro cabello se reseque, pierda brillo y se vea castigado por la exposición al excesivo calor.

    En el caso de no poder dejar de usar este electrodoméstico, los profesionales en la materia expresan que la forma adecuada de secarlo para reducir el daño provocado es: no utilizarlo a temperaturas elevadas, mantenerlo a 20 centímetros de nuestra cabeza, secar desde la raíz hasta las puntas, mantener el secador siempre en movimiento y usar un protector de calor.

  2. Utilizar acondicionador

    Es importante mantener nuestro cabello desenredado e hidratado con productos acordes a la clase de pelo que tengamos, sea este lacio, rizado u ondulado. También pueden utilizarse acondicionadores en seco, ya que brindan protección contra las condiciones climáticas, y el secador.

  3. Usar un peine de dientes separados

    Esto es relevante, ya que el desenredar nuestro cabello con un peine de estas características contribuye a que las hebras del mismo no se quiebren. De lo contrario, continuar con la utilización de peines con dientes muy juntos o cepillos hace que la fricción sea mayor y a mediano o largo plazo nuestro pelo se estropee.

    Así también, no abuses de cepillarte el pelo porque el exceso de cepillado provocará que algunas puntas se abran. Si te topas con un nudo al peinarte, desenrédalo con tu mano y prosigue; no lo hagas con el peine.

  4. Consumir alimentos ricos en ácido fólico y biotina

    Estas dos vitaminas B ayudan al fortalecimiento del cabello, a la producción de glóbulos rojos y se encuentran en el trigo, las lentejas, el arroz integral, las verduras de hojas verdes, las nueces, entre otros comestibles. El ácido fólico evita la caída del cabello y estimula el crecimiento del mismo, la biotina o vitamina B6 también apunta a estos fines.

  5. Implementar aceite de oliva

    Aplicar en nuestro pelo aceite de oliva en las puntas todas las noches antes de acostarnos contribuye a sellarlas, sumado a que aportará brillo y sedosidad. El aceite de oliva tiene en su composición vitaminas A, D, E y K, es rico en tocoferol y también en ácidos grasos insaturados y minerales esenciales, lo que se traduce en propiedades regenerativas e hidratantes que harán que nuestro pelo se recupere y pueda lucirse en todo su esplendor.

  6. Aloe Vera

    Esta planta es útil para aliviar las molestias de las quemaduras, el acné, reducir marcas en la piel y muchos otros usos pero también se puede utilizar para acabar con las puntas abiertas. El aloe vera cuida a nuestro cuero cabelludo de los rayos UV, lo protege de los daños del secado, además de la grasa, la resequedad y la lluvia. Contiene potasio, calcio, zinc, como así también vitaminas C y E.

  7. Protege tu cabello antes de exponerlo al agua

    Antes de entrar a la piscina o al mar, asgúrate de enjuagarte el cabello para que no absorba tanto los químicos presentes en el agua (cloro, en el caso de la piscina). Para piscinas ciertamente es recomendable usar un gorro de baño pero igualmente al salir del agua conviene lavarse inmediatamente el pelo con champú. En cuanto a la ducha, se sabe que el agua potable también contiene cloro, por lo que te recomendamos comprar e instalar un filtro para el agua de la ducha (también para beber agua del grifo).

  8. Usa accesorios suaves

    También debes tener cuidado con las coletas que usas en tu pelo, pues si son muy duras pueden dañar tu pelo y provocar puntas abiertas. Las negras son las que más dañarán tu pelo debido a la unión metálica que poseen. Las verdes y amarillas son más suaves, pero las coletas azules grandes son por lejos las más recomendables por su suavidad.

Cómo citar: Flora Villena, (s.f.). "Cómo tratar las puntas abiertas sin cortarse el cabello". En: Www.onmujer.com. Disponible en: https://www.onmujer.com/tratar-las-puntas-abiertas-sin-cortarse-el-cabello Consultado:

¿Qué te ha parecido el artículo?

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LIWIT LLC recopila los datos personales solo para uso interno. En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. De acuerdo con la ley del 8 de diciembre de 1992, puedes acceder a la base de datos que contiene tus datos personales y modificar esta información en cualquier momento, poniéndote en contacto con LIWIT LLC ([email protected])

Si deseas leer más artículos similares a “Cómo tratar las puntas abiertas sin cortarse el cabello”, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado del cabello.