10 usos sorprendentes del bicarbonato de sodio en la belleza

10 usos sorprendentes del bicarbonato de sodio en la belleza

Tenemos varios trucos con el bicarbonato que traerán beneficios para nuestra piel y que actúan como remedios naturales sobre algunas imperfecciones que queremos corregir. Sólo presta atención y descubrirás cómo el bicarbonato tiene unas propiedades increíbles.

Dientes

Puedes coger una pequeña cantidad de pasta de dientes y echarle un pellizco de bicarbonato. Mézclalo bien y luego lávate los dientes con normalidad. Conseguirás más blancura en tu sonrisa. No frotes, el bicarbonato actuará sin que tengas que desgastar el esmalte.

Manchas

Las manchas de la piel son, a veces, antiestéticas, pero podemos conseguir una micro-dermoabrasión para suavizarlas e incluso, para eliminarlas. Con el zumo de medio limón y una cucharada de bicarbonato, tenemos un líquido perfecto. Sólo tenemos que mojar un disco de algodón y mojarlo ligeramente con ese líquido. Lo frotamos suavemente sobre la piel y poco a poco, a lo largo de los días, las manchas se irán haciendo más tenues.

Piel

Eliminaremos las rugosidades de la piel creando una pasta con dos cucharadas de bicarbonato y media de aceite de oliva. Mézclalo bien y aplícatelo, con un suave masaje en las zonas más ásperas, como rodillas y codos. También puedes frotar el bicarbonato, sin aceite de oliva, contra tu piel, con algo de paciencia, pero tu piel, quedará muy suave.

Acné

Con una cucharada de bicarbonato y una cucharadita de limón, conseguiremos una limpieza profunda. Sólo tienes que mezclarlo y aplicártelo con un algodón. Conseguirás una limpieza profunda y antiséptica. Procura sellar con agua fría. Hazlo por la mañana y por la noche, antes de acostarte.

Uñas

Sólo con una cucharada de bicarbonato y media cucharadita de agua tibia, comenzará a burbujear. Agarra un cepillo para limpiar uñas o un cepillo de dientes, moja la cabeza y frota contra tus uñas. Las limpiará en profundidad y brillarán mucho más. No necesitarás esmalte brillante.

Cabello

Vierte una cucharadita de bicarbonato a tu champú habitual. Deja que se mezcle y lávate el pelo con normalidad, sin frotar demasiado. Eliminará la grasa de las raíces, consiguiendo una limpieza profunda, no abrasiva.

Arrugas

Moja ligeramente tu rostro con una toalla que ha sido escurrida de agua caliente. Con el vapor, los poros se abrirán y se prepararán para recibir el tratamiento. En media tacita de bicarbonato, añade unas gotas de aceite de oliva. Remueve con energía para que se integren bien los dos ingredientes y así, crear una crema pastosa. Si ves que es algo seca, añade unas gotas más de aceite de oliva. Sólo tienes que aplicártelo en todo el rostro, masajeando con movimientos circulares y dejar que actúe un par de minutos. Incide en las arrugas que tienes por el rostro. Esta mezcla, actuará limpiando en profundidad la piel, eliminando la piel muerta e hidratando las capas más profundas. Con el masaje, conseguiremos que la piel se vuelva más elástica, al trabajarla. Cuando haya transcurrido el tiempo, retira con una toalla escurrida de agua caliente. Seguidamente, échate agua muy fría, para sellar la piel. Puedes aplicar este método natural, dos veces a la semana.

Desodorante

Simplemente tienes que aplicarte el desodorante que sueles usar y por encima, echar un poco de bicarbonato. Ayudará a regular la sudoración y evitará que salgan esas incómodas manchas.

Pies

Puedes exfoliarlos con algo de bicarbonato, con o sin aceite de oliva, para dejarlos suaves, pero lo mejor, es echar un poco de bicarbonato a un barreño de agua tibia y meter los pies. Eliminará rápidamente olores y los limpiará en profundidad.

Aliento

Un vaso de agua tibia, con un par de gotas de extracto de eucalipto o menta, lo que más te guste, mezclado con media cucharadita de bicarbonato. Enjuágate la boca, después de lavarte los dientes. Deja que actúe durante 30 segundos y luego, tíralo.

10 usos sorprendentes del bicarbonato de sodio en la belleza



Como véis, el bicarbonato es un aliado, que tiene multitud de usos para potenciar la belleza natural que tenemos. Con estos pequeños rituales y por muy poco precio, conseguiréis sacaros el máximo partido.
Sabías qué...
El bicarbonato de sodio no sólo es un aliado en tu belleza y en las tareas del hogar como limpiador, sino que tras varias investigaciones de doctores innovadores como el Doctor Tullio Simmoncini, oncólogo, apuesta por el bicarbonato de sodio para el tratamiento del cáncer. Apartándose de lo que las industrias farmacéuticas quieren venderte como remedio y lo que los otros doctores tachan como medicina natural, está comprobado que aplicado en tumores, éstos, llegan a reducirse y desaparecer. Es más, muchos tratamientos de quimioterapia, incluyen el bicarbonato de sodio, con la excusa de proteger ciertos órganos, cuando puede que sea la primera línea de defensa contra el cáncer.
¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1.293 votes, average: 3,98 out of 5)
Cargando…