Descubre cómo ir vestida a una entrevista de trabajo

Ir bien vestida a una entrevista de trabajo es una forma de dejar ver parte de tu personalidad. Además puede ser tu mejor carta de presentación si sabes ir vestida de la forma apropiada, por lo que habrá muchos aspectos que no deberás descuidar. Si quieres aprender cuáles son las claves para elegir el mejor look en una entrevista de trabajo, no te pierdas las mejores y más efectivas recomendaciones a continuación.

1

Qué tipo de ropa elegir para una entrevista de trabajo

Qué tipo de ropa elegir para una entrevista de trabajo

A la hora de elegir el atuendo adecuado para una entrevista de trabajo, opta siempre por prendas que te queden bien y que sean cómodas. Huye de prendas que sean tendencia y apuesta por combinaciones clásicas pero con cierto estilo.

Un traje de chaqueta, ya sea con falda o con pantalón, es un tipo de atuendo que nunca pasa de moda y que te permitirá estar a la altura.

Si lo prefieres, también puedes hacer combinaciones de blusas con faldas o con pantalones de vestir, prestando especial cuidado en no vestir con pronunciados escotes, faldas muy cortas o prendas demasiado ajustadas.

La elegancia y la discreción debe ser claves para acertar con el atuendo adecuado.

2

Qué tonalidades son las más acertadas para una entrevista de trabajo

Qué tonalidades son las más acertadas para una entrevista de trabajo

Las tonalidades que elijas son igual de importantes que el atuendo que lleves para una entrevista de trabajo. Por esta razón, debes prestar cuidado y elegir siempre tonalidades discretas. Los colores más adecuados para vestir en una entrevista de trabajo, son los siguientes:

  • Gris: el color gris es un color elegante y serio que combina muy bien con tonalidades blancas, ya sea un top o una falda. No es un tono que destaque especialmente, por lo que es la opción perfecta si buscas un tono discreto
  • Azul marino: el azul marino es un color muy utilizado en el ámbito o laboral. Denota profesionalidad y corrección y resulta siempre muy favorecedor. Puedes combinarlo con tonalidades más claras de azul.
  • Negro: el clásico color de la elegancia, es una opción a tener muy en cuenta si quieres acertar con seguridad. Eso sí, siempre debes combinarlo con tonalidades como el blanco o tonos ocres. Es un color asociado al liderazgo.
  • Marrón oscuro: el color marrón oscuro es otra de las tonalidades que siempre resultan acertadas, pero al ser un color apagado y en cierta manera “aburrido” hay que saber combinarlo de forma adecuada. Los colores tierra tales como los amarillos, anaranjados o verdes son una excelente opción.
3

Qué accesorios elegir para una entrevista de trabajo

Qué accesorios elegir para una entrevista de trabajo

A la hora de elegir los accesorios adecuados para una entrevista de trabajo, opta siempre por la sencillez, pues es la clave para resultar elegante a la vez que sencilla:

  • Cuando elijas el calzado, este debe ser sencillo y sobretodo muy cómodo. Un zapato de salón clásico sin demasiado tacón, en una sola tonalidad y cerrado, es una opción excelente para combinar con tu atuendo.
  • Elige un bolso discreto y sencillo que te permita tener las manos libres y que sea fácil de llevar.
  • Reduce las joyas a unos simples pendientes sencillos, una pulsera o un colgante muy pequeño. La idea es que solo aporten un pequeño toque de luz, pero en ningún caso debes elegir joyas recargadas.
4

El aspecto físico en una entrevista de trabajo

El aspecto físico en una entrevista de trabajo

Ahora que ya has elegido correctamente tanto el tipo de atuendo como los accesorios, es necesario atender a algunos consejos sobre el aspecto físico a la hora de hacer una entrevista de trabajo:

  • En primer lugar cuida mucho tu peinado. El peinado para una entrevista de trabajo debe ser sencillo como por ejemplo un moño bajo, una coleta sencillo o el pelo suelto pero peinado correctamente. Debes dar una imagen natural pero cuidada.
  • Cuida el aspecto de tus uñas pero no las pintes de un color excesivamente llamativo. Bastará con que les apliques un poco de brillo o un color discreto, pero en el que se pueda ver que las mantienes bien cuidadas.
  • Presta atención al estado de la ropa: debe de estar limpia y perfectamente planchada y en buen estado.
  • No utilices un perfume demasiado intenso ya que esto podría resultar desagradable o pesado. Utiliza una fragancia suave y fresca.
  • En canto al maquillaje para una entrevista de trabajo, siempre debe de ser discreto y apenas perceptible. Los tonos nude o el efecto “cara lavada” son la opción ideal para mostrar un aspecto radiante pero natural-


Finalmente no olvides cuidar la forma de presentarte, mantén una postura erguida pero sin que resulte tensa, y sobretodo no olvides las normas básicas de educación al llegar y al despedirte. Tu carácter y tu forma de vestir representarán un alto porcentaje de tu carta de presentación, incluso más que tu curriculum, de modo que ¡no descuides ningún aspecto!.

Sabías qué...

Sólo uno de cada 130 aspirantes en las pruebas de selección consigue un puesto de trabajo en Google.

¿Te ha sido de utilidad?
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4,21 out of 5)
Cargando…